Resumen De Caso Sindrome Guillain Barre

23 09 2009

IMG_0082El síndrome de Guillain-Barré es una polirradiculoneuropatía desmielinizante aguda y autoinmune que afecta al sistema nervioso periférico y algunas veces el sistema nervioso central, cuyo inicio se cree ocurre como resultado de un proceso infeccioso agudo, en donde hay un descontrol del sistema inmune.

Nuestra paciente, del sexo femenino, mayor de 80 años,  inició su enfermedad con los síntomas típicos de la enfermedad comenzando con una parálisis ascendente con pérdida de fuerza en los miembros inferiores, limitada al segmento por debajo de la cintura. También acusó algunas parestesias en miembros superiores y pérdida de la sensibilidad fina.

Sin tratamiento el cuadro puede avanzar y la parálisis se extiende a los miembros superiores, alcanzando cuello y cara, con la consecuente pérdida de los reflejos tendinosos profundos.  Estos síntomas pueden aumentar en intensidad hasta que los músculos no pueden utilizarse en absoluto y el paciente queda casi totalmente paralizado.

Cuando esto ocurre, el trastorno pone en peligro la vida del paciente puesto que es posible que interfiera con la respiración, la presión sanguínea y el ritmo cardíaco, por lo que es considerado una emergencia médica.

El SGB no es de común aparición, ataca a una persona de cada 100,000. No discrimina sexo, edad o condición social, pero como en la mayoría de las enfermedades ésta última condición puede tener una influencia positiva o negativa en el pronóstico de la enfermedad.

El trastorno puede aparecer en el curso de varias horas, o varios días o puede requerir hasta 3 ó 4 semanas. En nuestra paciente el cuadro se desarrolló en las 48 horas previas a su consulta y tal como está descri se desarrolló después de un episodio de diarrea común.

Hay pocas ideas claras respecto a la etiología de esta enfermedad. Lo que se conoce hasta ahora es que el sistema inmunológico del organismo ataca a sus propios tejidos destruyendo la cobertura de mielina que rodea a los axones de los nervios periféricos, e inclusive a los propios axones. Cuando esto ocurre, los nervios son incapaces de transmitir señales con eficiencia. Por ello los músculos comienzan a perder su capacidad de responder a las señales nerviosas, las cuales deberían transportarse a través de la red nerviosa.

El cerebro también recibe menos señales sensoriales del resto del cuerpo, produciendo una incapacidad de sentir las texturas, el calor, el dolor y otras sensaciones que trae como consecuencia la recepción de señales inapropiadas que producen cosquilleo de la piel o sensaciones dolorosas. Debido a que las señales que van y vienen desde y hacia los brazos y las piernas han de recorrer largas distancias, son las más vulnerables a la interrupción. Por tanto, la debilidad muscular y la sensación de cosquilleo aparecen inicialmente en las manos y en los pies y progresan en sentido cefálico.

Se sospecha que cuando el Síndrome de Guillain-Barré va precedido de una infección viral, el virus cambia la naturaleza de las células en el sistema nervioso por lo que el sistema inmunológico las trata como células extrañas. También es posible que el virus haga que el propio sistema inmunológico sea menos discriminador acerca de qué células reconoce como propias, permitiendo a algunas de estas células inmunológicas, como ciertas clases de linfocitos, atacar la mielina.

Por lo general, la plasmaféresis y el tratamiento con altas dosis de inmunoglobulinas son la terapia de elección. Ambos son igualmente eficaces, pero la terapia con inmunoglobulina es alrededor de un45 a 50% más costosas que la plasmaféresis.

En nuestro caso, se escogió la plasmaféresis con el esquema clásico de cuatro procedimientos en días alternos, procesándose en cada uno de ellos un volumen plasmático completo equivalente en esta ocasión a 3125 ml, utilizando un separador celular COBE SPECTRA de última generación ACDA como anticoagulante.

El volumen plasmático a extraer es calculado automáticamente por la máquina en base al peso, altura, sexo y hematocrito de la paciente y produce una reducción aproximada del 80% de los anticuerpos circulantes.

La sustitución del plasma extraído se realizó con solución salina normal + albúmina+ expansor del plasma dejando a la paciente normovolémica. Durante el procedimiento se colocó un monitor para observar la presión arterial, el pulso y la saturación de O2.

Se controlaron antes y después de cada procedimiento los niveles de calcio, electrolitos, proteínas totales y factores de coagulación.  De estos últimos, sólo se observaron cambios en el nivel de globulinas, que indican precisamente la reducción deseada de los anticuerpos.

Después de la segunda plasmaféresis la paciente pudo sostenerse de pie con ayuda y posteriormente al tercer procedimiento pudo caminar dentro de su habitación, ir al baño y sostenerse de pie sin ayuda. La paciente fue dada de alta muy recuperada y su evolución posterior fue hacia la recuperación sin incidentes adicionales.


Acciones

Information

One response

2 10 2009
Jaime Dehais

¿Conocen los pacientes atendidos que elementos de su historia clínica serán expuestos en este blog? ¿Se les ha solicitado autorización aunque no se haga referencia al nombre de estas personas?

Por lo demás un avance importante en la atención médica para nuestros pacientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: